El blanqueamiento de dientes por medio de láser, que a menudo se llama blanqueamiento de energía, es una de las formas más comunes para resolver el problema de los dientes amarillos. En los últimos años, este procedimiento ha crecido en popularidad porque es seguro y no causa daño a las encías del paciente o la estructura del diente.

Debido a que las personas no pueden hacer este procedimiento dentro de sus propios hogares, deben recurrir a sus dentistas. En este punto, su dentista determinará qué tipo de procedimiento de blanqueamiento es más apropiado para ellos.

Al comienzo del procedimiento, el paciente tiene una presa de goma colocada dentro de su boca para que sus encías reciban protección. A continuación, se aplica una capa de gel blanqueador a sus dientes que contienen niveles de pH naturales. El siguiente paso es el gel para el láser, y que hace que el acelerador mineral retenido en su interior se active. Esto hace que el gel blanqueador se transforme en oxígeno.

En este punto cubre el esmalte del diente y permite que el gel blanqueador penetre en los niveles inferiores del diente para que los dientes se blanqueen. Es posible que los dientes bajen cinco o seis tonos más brillantes con el blanqueamiento con láser.

El objetivo del láser es acelerar el proceso de blanqueamiento a través de su interacción con el gel que causa el blanqueamiento. Normalmente toma alrededor de una hora para el procedimiento. Visite CENTRO DENTAL QUERÉTARO para un blanquimiento profesional y seguro.